El Divorcio en Colombia – Hasta que el abogado los separe

El matrimonio es quizás, la decisión más trascendental que asume una persona. Convivir con alguien es un acto de amor que implica una responsabilidad consigo mismo y con el otro. Por tanto, escoger con quién y cómo se va a casar no se puede hacer a la ligera. Para dar el sí, es necesario informarse del costo/beneficio del matrimonio y también del divorcio. La realidad nos indica que, según la Superintendencia de Notariado y Registro, se están tramitando cerca de 8.000 divorcios al año.

Es claro entonces que cuando el sueño del matrimonio se vuelve una pesadilla, el divorcio parece ser la única salida de ese infierno terrenal. Pero para firmar los papeles de la separación, primero se debe definir cuál es el motivo por el que se decide diluir dicho vínculo. El Código Civil en su Artículo 154, explica ampliamente las causales de divorcio. Algunas de estas son: Relaciones sexuales extramatrimoniales de uno de los cónyuges, violencia física, mental y sicológica, consumo de sustancias alucinógenas, embriaguez habitual por parte de uno de los cónyuges, separación de cuerpos, judicial o de hecho, y por supuesto, el mutuo acuerdo de los cónyuges manifestando su decisión de divorcio*.

Actualmente, se encuentra en vigencia la Ley “Divorcio Express”; en noviembre de 2005 se expidió el decreto 4436 que desarrolló el Artículo 34 de la Ley 962: “Art 1°. El divorcio ante notario, o la cesación de los efectos civiles de los matrimonios religiosos. El matrimonio civil, o la cesación de los efectos civiles de los matrimonios religiosos, por mutuo acuerdo de los cónyuges, podrán tramitarse ante notario del círculo que escojan los interesados y se formalizará mediante escritura pública” **.

Es decir, los colombianos que quieran separarse, sin tanto papeleo y demora en el trámite, lo pueden hacer bajo esta Ley, ya que autoriza a todas las Notarías del país para que tramiten los casos de divorcio. Desde que entró en vigencia la Ley, se puede decidir si efectuar la separación en la Notaría o a través del Juzgado. De cualquier manera, la solicitud de divorcio siempre deberá ser presentada por un abogado con licencia vigente. Este es un paso obligado, puesto que la finalización de un contrato de matrimonio tiene implicaciones legales, económicas y morales de gran importancia para la sociedad.

Finalmente, los documentos requeridos para tramitar la separación son:

  • Registro civil de Nacimiento de los cónyuges
  • Registro civil de Nacimiento de los menores hijos (si los hay)
  • Registro civil de matrimonio
  • Petición de divorcio,
  • Acuerdo de divorcio
  • Poder otorgado al abogado que esté representando el caso.

 

* Consultado en la página Eldivorcioencolombia.com
** Tomado del Código Civil Colombiano

Written by

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit. Etiam libero diam, elementum eget porttitor at, tincidunt at nulla.